Seleccionar página

El miércoles 22 de julio de 2020, la música en Tuxpan, Veracruz se puso de luto.

Muere Gabriel Cruz Carreño, siendo percusionista por 55 años. Siempre entusiasta, servicial.

Desde muy chico su padre Jesús Cruz Fraga, lo instó a que tocara las “tumbas”, las cuales en un principio le ponían unas cajas para que alcanzara. Las “tumbas” o percusiones las tocó con pasión por más de medio siglo, cuando muchos de nosotros ni naciamos… Él ya triunfaba en los escenarios del puerto, que con pasión lo llevó por fuera de su querido Tuxpan, pero siempre regresó por el amor a su familia.

Así estuvo más de medio siglo, pasó por diferentes grupos de Tuxpan, como son: el grupo Maracaibo, el luz Frenday, Forastero, Classifonia, últimamente se le veía tocar en la Puesta Del Sol, acompañando a don Jorge y a la señora Geazul, al igual alternaba con Óscar y su grupo o con el León del sabor.

Desde ayer el cielo está de fiesta y seguirá tocando sus «tumbas», ya que varios compañeros se le adelantaron, entre ellos: el maestro Julián Montiel, Pepe Olan, y Mario Leyva.

Ahora les llega Don Gabriel a darle un toque de sabor. Atrás quedan los aplausos, risas, las carcajadas, ahora a su familia y amigos nos daja un gran vacío que solo el tiempo nos dará la paz.

Por lo pronto lo seguiremos viendo y recordando por sus vídeos, sus vivencias que a todos nos contaba. Por ejemplo, cuando fue trabajador de la coca cola, que por ese entonces conoció a su amada Quetita, con quién procreó 4 hijos: Omar, Elena, Xóchitl, Enriqueta.

Doña Queta, como le deciamos con gran amor, el amor de su vida. Los que conocíamos su historia decimos que ella se lo llevó.  Así que descansa Don Gabriel, que nosotros trataremos de hacerlo al recordarte.

El miércoles 22 de julio de 2020, la música en Tuxpan, Veracruz se puso de luto.

Muere Gabriel Cruz Carreño, siendo percusionista por 55 años. Siempre entusiasta, servicial.

Desde muy chico su padre Jesús Cruz Fraga, lo instó a que tocara las “tumbas”, las cuales en un principio le ponían unas cajas para que alcanzara. Las “tumbas” o percusiones las tocó con pasión por más de medio siglo, cuando muchos de nosotros ni naciamos… Él ya triunfaba en los escenarios del puerto, que con pasión lo llevó por fuera de su querido Tuxpan, pero siempre regresó por el amor a su familia.

Así estuvo más de medio siglo, pasó por diferentes grupos de Tuxpan, como son: el grupo Maracaibo, el luz Frenday, Forastero, Classifonia, últimamente se le veía tocar en la Puesta Del Sol, acompañando a don Jorge y a la señora Geazul, al igual alternaba con Óscar y su grupo o con el León del sabor.

Desde ayer el cielo está de fiesta y seguirá tocando sus «tumbas», ya que varios compañeros se le adelantaron, entre ellos: el maestro Julián Montiel, Pepe Olan, y Mario Leyva.

Ahora les llega Don Gabriel a darle un toque de sabor. Atrás quedan los aplausos, risas, las carcajadas, ahora a su familia y amigos nos daja un gran vacío que solo el tiempo nos dará la paz.

Por lo pronto lo seguiremos viendo y recordando por sus vídeos, sus vivencias que a todos nos contaba. Por ejemplo, cuando fue trabajador de la coca cola, que por ese entonces conoció a su amada Quetita, con quién procreó 4 hijos: Omar, Elena, Xóchitl, Enriqueta.

Doña Queta, como le deciamos con gran amor, el amor de su vida. Los que conocíamos su historia decimos que ella se lo llevó.  Así que descansa Don Gabriel, que nosotros trataremos de hacerlo al recordarte.

Comentarios
A %d blogueros les gusta esto: